Big Data: ¿El peor Stalker del Marketing?

Hola, habitantes de Linkedin. ¿Alguna vez se han sentido como James Stewart en «La Ventana Indiscreta»? Observando a través de la cortina digital, espiando la vida de los consumidores. Imaginen eso, pero en vez de un yeso en la pierna, tienen algoritmos de IA y un mar de datos. ¡Bienvenidos a la era dorada del voyeurismo de marketing!

Datos: Tu Secreto Peor Guardado: 

En 2020, generamos 1.7 megabytes de datos por segundo, en los últimos dos años se han generado el 90% de la Data de la humanidad!!!!, Estos datos, ahora impulsados por IA, no solo observan; anticipan y actúan, creando anuncios tan precisos que asustan. (Confesión: a nosotros, los marketers, nos encanta).

Cada paso, cada like, cada interacción, cuidadosamente medida: 

¿Qué tal un giro al estilo «You» de Netflix? Aquí Big Data es nuestro Joe Goldberg, encantador, pero escalofriantemente eficaz, siguiendo cada pero cada paso digital que das. Cada «like» y «scroll» es como Beck dejando pistas en su diario, pero en vez de una librería, estamos en el vasto océano de Internet, ahora incluso tus expresiones podremos procesarlas muaahaha. 

Adiós a los datos caóticos, bienvenidos al nuevo oro digital: un 80-90% de los datos son no estructurados. Pero, ¿quién necesita orden cuando tienes IA para estructurar datos a la velocidad de la luz? Hitchcock, ¡come y aprende!

Casos de Uso: Big/Micro Data en Acción:

Algunas marcas globales ya se han puesto las pilas para incorporar IA + Analisis de Data para mejorar sus números.

  • Netflix: Ahorrando $1 mil millones anualmente con estrategias de retención de clientes basadas en Big Data.
  • Amazon: Cambiando precios más rápido que un cambio de escena en Gossip Girl, ajustándolos 2 millones de veces al día.
  • Marriott Hotels: Ajustando precios al ritmo de los eventos de Madison Square Garden y experimentando con check-ins de reconocimiento facial.
  • Uber Eats: ¿Comida caliente? Con Big Data, siempre. Predicciones precisas de tiempo de entrega y preparación de alimentos.
  • McDonald’s y Starbucks: Personalizando tu menú y bebida con datos de tus hábitos de consumo.
  • Accuweather: Vendiendo datos meteorológicos a través de APIs. Ahora, cualquier empresa puede ser un oráculo del clima.

El Dilema Ético

Como en «La Ventana Indiscreta», Big Data enfrenta su propio dilema ético. ¿Será nuestro héroe o nuestro villano? La línea entre lo útil y lo intrusivo es tan delgada como la paciencia de una diva en la cola del Starbucks. ¿Será Big Data el protagonista o el antagonista en nuestra saga digital? Con líneas borrosas entre personalización y privacidad, solo el tiempo dirá si el abrazo de Big Data se vuelve demasiado apretado.

Y recuerda reaccionar en esta publicación, pero … estaremos mirando y midiendo casa paso que das.

Bye bye. 

9:50 PM // Follow the Oni-verse //